La llamada a las primeras hermanas…

Año 1680 :

Dos amigas, Anne Legeay y Marie Marchangy, jóvenes de Saint Saulge, responden a la llamada de Juan Bautista Delaveyne. Él les propone une forma de vida religiosa nueva, sin claustro, viviendo de lleno con la gente del pueblo.
Esta proximidad con los pobres es el lugar de encuentro con Cristo.
Juan Bautista les invita también a una vida de oración intensa. Es la época del nacimiento de la vida religiosa apostólica.

Año 1688 :

Marcelline Pauper se une a la pequeña comunidad. Será una gran mística del siglo XVII.
Con otras, participa en las sucesivas fundaciones de comunidades (una veintena entre 1680 y 1704), primero en la región de la Nièvre (Nevers, Decize, Saint Pierre le Moutier,…) después fuera de la Nièvre (en Ile de France, en Auvergne, en Ardèche, en Saint Etienne…).
En un principio, se formaron comunidades de 3 ó 4 hermanas: una, boticaria; dos, sanitarias; la cuarta, enseña.
La Congregación se desarrolla de manera importante después de la revolución francesa…