Peregrinación individual

Dos posibilidades para poner sus pasos en los pasos de Bernardita:

Bernardita misma nos invita a seguirle. Empezamos a caminar descubriendo la Gruta, los jardines, la capilla Saint-Joseph, el Frontispicio, y la capilla donde reposa.

Cada lugar permite evocar algunos aspectos de su vida diaria, de su trabajo de enfermera, de sus encuentros, de su vida de enferma…

La seguimos en su caminar espiritual: tiene 22 años cuando llega a Nevers y es en esta casa donde crece en la Fe, en su amor por Cristo. Cuando la hora de su muerte se acerca, 13 años después de su llegada, con el crucifijo en la mano dirá: « Éste me basta » !

Caminando en sus pasos, Bernardita se nos hace cercana, como una amiga. Se nos acerca y nos invita a un encuentro…